• KitnessChile

Lesión de Meniscos

Actualizado: abr 28

Los meniscos son estructuras fibrocartilaginosas que se sitúan dentro de la articulación de la rodilla (entre el fémur y la tibia). Contamos con uno en la parte interna y otro en la parte externa, y sus funciones son aumentar la superficie de contacto articular (otorga mayor congruencia), mejorar la transmisión de cargas en la rodilla, y servir como amortiguador ante el impacto protegiendo el cartílago articular.


Las lesiones de meniscos son muy frecuentes, y el mecanismo de lesión principal es un movimiento de torsión descontrolada de la rodilla con el pie anclado en el suelo. Por lo mismo, es habitual en deportes que requieren giros o cambios de dirección rápidos como en el caso del fútbol, rugby o hockey. Sus síntomas son dolor intenso en la rodilla, inflamación o aumento de volumen, y en caso de lesiones de mayor tamaño, también puede existir bloqueo articular hacia la flexión o la extensión.


Para definir el tratamiento, es necesario considerar la magnitud y localización de la lesión, así como también la edad y el nivel de actividad física de la persona. Por lo general se suele realizar tratamiento kinésico antes de optar por alternativas quirúrgicas, las cuales consisten en retirar la porción del menisco dañado (menisectomía parcial), o reparar la zona afectada (sutura meniscal). Aunque la premisa siempre será preservar la mayor cantidad de menisco posible, con el fin de evitar problemas a futuro producto del aumento de cargas compresivas en la rodilla.


El tratamiento kinésico tiene como objetivos en primera instancia: reducir el dolor e inflamación, mantener o recuperar rangos de movimiento, activar musculatura (especialmente cuádriceps), y preservar la capacidad cardiovascular del deportista (con trabajo sin impacto). A medida que la recuperación avanza, será necesario incluir ejercicios de balance y equilibrio, así como también ir adaptando el menisco a cargas más exigentes: sentadillas en rangos seguros y progresivos, y trote a tolerancia. Finalmente, se deben agregar ejercicios funcionales en relación a la actividad deportiva del paciente, con el fin de retomar la confianza ante ciertos movimientos, y asegurar que la rodilla responde de buena manera para un adecuado reintegro.


¡Es muy importante señalar que se puede reducir el riesgo de presentar este tipo de lesiones, complementando tu deporte con ejercicios de fuerza y estabilidad! Te invitamos a darle especialmente énfasis a musculatura de CORE, glúteo medio y mayor, cuádriceps e isquiotibiales. Si tienes alguna duda, te puedes comunicar con nosotros por whatsapp o agendar una hora aquí.


Mg. Klgo. Lucas Torres Pumarino

Kinesiólogo Clínica Kitness

contacto@kitness.cl

37 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo